sábado, 14 de julio de 2012

Modernismo colombiano


MODERNISMO COLOMBIANO

Movimiento literario que surge en América Latina y extiende su influencia a España; su máximo exponte es Rubén Darío, aparece en las últimos años del siglo XIX, hasta principios del siglo XX.

La situación histórica de los países latinoamericanos es de crisis, de guerras civiles y toma de conciencia del subdesarrollo. Las oligarquías han tomado auge, haciendo grandes las brechas entre ricos y pobres. Ante esta situación, los literatos  se convierten en políticos o tratan de huir de la realidad inmediata, a través de sus obras.

El modernismo quiere ser una revalorización de los valores estéticos de la literatura y del lenguaje. Trata temas exóticos, encuadrados en ambientes lujosos. Constituyó una nueva sensibilidad y un relevo generacional; una profunda renovación formal del verso; una actitud ante la vida: optimismo, elegancia verbal.

CARACTERÍSTICAS:
  Ø   Literatura como evasión. Marginamiento de lo cotidiano.
  Ø   El poeta, un elegido. Los modernistas se autoconsideran como seres superiores “Torres de Dios”.
  Ø   Arte por el arte. La literatura es el resultado del libre juego de la fantasía.
  Ø   Arte de oposiciones. Evasión de la realidad vs interés por temas regionales; emoción vs cotidianidad.

El Modernismo es objeto de distintas interpretaciones, con estas dos posturas fundamentales:
  • La más restrictiva lo considera un movimiento literario bien definido que se desarrolló entre 1887 y 1910.
  • La más amplia considera que el modernismo no es sólo un movimiento literario sino toda una época y la actitud que le sirvió de base.
Conciliando ambas, cabría definir el modernismo literario como un movimiento de ruptura con la estética vigente que se inicia en torno a 1880 y cuyo desarrollo fundamental alcanza hasta la Primera Guerra Mundial. Tal ruptura se enlaza con la amplia crisis espiritual de fin de siglo.
El modernismo hispánico es una síntesis del Parnasianismo y del Simbolismo: del primero toma la concepción de la poesía como bloque marmóreo, con el anhelo de perfección formal, los temas exóticos, y los valores sensoriales; del segundo la concepción de que el arte debe sugerir, y la búsqueda de efectos rítmicos dentro de una variada musicalidad. El Modernismo también subsume, aunque con menos importancia, corrientes estéticas como el Decadentismo y La Hermandad Prerrafaelita. Las principales características del modernismo son:
  • El rechazo de la realidad cotidiana, ante la cual el escritor puede huir en el tiempo (evocando épocas pasadas y mejores) o en el espacio (muchos de los poemas se desarrollan en lugares exóticos y lejanos).
  • Una actitud aristocratizante y cierto preciosismo en el estilo, así como la búsqueda de la perfección formal (de inspiración parnasiana) que se aprecia no sin cierto individualismo.
  • La búsqueda de la belleza se consigue a través de imágenes muy plásticas y acercamiento a las artes, de una adjetivación con predominio del color y con imágenes relacionadas a todos los sentidos, así como con la musicalidad que produce el abuso de la aliteración, los ritmos marcados y la utilización de la sinestesia (influencias del simbolismo).
  • Tanto la fidelidad a las grandes estrofas clásicas como las variaciones sobre los moldes métricos, utilizando versos medievales como el alejandrino, el dodecasílabo y el eneasílabo; con aportes de nuevas variantes al soneto.
  • Una renovación léxica con el uso de helenismos, cultismos y galicismos, que no buscaba tanto la precisión como el prestigio o la rareza del vocablo.
  • El deseo innovador que aspiraba a la perfección que apreciaban en la literatura europea.
  • La adaptación de la métrica castellana a la latina.
  • El culto a la perfección formal, con poesía serena y equilibrada.


MODERNISMO EN COLOMBIA:
Ante los modernistas colombianos llegaban los factores culturales y políticos a nivel de conformismo ideológico, autoritarismo, reformismo social, escepticismo intelectual, crisis sociales.
En los años 1892 – 1896 aparece en Bogotá la revista Gris. José Asunción Silva publica en 1894 su famoso Nocturno y Guillermo Valencia, publica Ritos en 1899. Así se inaugura una nueva época.

AUTORES:
Ø   José Asunción Silva (1865 – 1896) Nació en Bogotá el 27 de noviembre en 1865. Pertenece a una familia acomodada. Sus padres son Ricardo Silva Frade y Vicenta Gómez Diago. Su padre perteneció a un grupo costumbrista de escritores y poseía una tienda de porcelanas y artículos de arte. Tuvo cinco hermanos pero su predilecta y confidente fue Elvira.
Silva se distinguió como estudiante pero no hacia amigos fácilmente. Entre 1863 – 1886 emprendió un viaje a Europa. En 1880 comienza su primera colección de versos que titularía Intimidades. También escribe el poema Las Ondinas.
Compone numerosos poemas, predominaba en él la influencia de Bécquer y la de Víctor Hugo y realizaciones de la serie de Notas perdidas, El liberal, La crisálida...Cuántas obras más se pueden citar de este exquisito poeta llamado también el niño bonito.
En 1891 muere su hermana Elvira tiene también problemas económicos. En 1892 escribe el famoso Nocturno 3. Publica Los Maderos de San Juan.
En 1886 regresa a Colombia, sigue publicando sus escritos. Al morir su padre quedo a cargo de su familia, pero quedo en bancarrota. En 1891 muere Elvira, su amada hermana, lo que le ocasiona una crisis espiritual.
Tiene serios problemas económicos, sus acreedores lo persiguen. Más el sigue trabajando en sus novelas.
Hundido en la desesperación, se suicida en su habitación el 23 de mayo de 1896.

Con él empieza al Modernismo latinoamericano, la poesía colombiana adquiere vida propia.

  Ø   Guillermo Valencia Castillo (Popayán, 1873 - Popayán, 1943), fue un poeta, diplomático y político con una gran trayectoria, quien llegó a ser en dos ocasiones candidato a Presidente de la República de Colombia y a ocupar una banca de senador. Hijo de una familia de origen español, se empezó a interesar por la poesía en un colegio de sacerdotes franceses. Viajó a París, donde conoció a Darío. Se convirtió en uno de los más importantes modernistas al publicar Ritos (1899). Años después, su hijo Guillermo León Valencia fue Presidente de Colombia entre 1962 y 1966.
Obras: Ritos; Job; Parábola del Pozo; Canto a San Francisco de Asís.

  Ø   Baldomero Sanín Cano (Antioquia, 1869 – Bogotá, 1957). Promovió la formación de muchos escritores entre ellos Silva. Era un crítico implacable.
Obras: La administración de princesas;  Colombia hace ocho minutos;  La civilización manual y otros cuentos.
  Ø   Eduardo Castillo (1889 – 1938) Nació y murió en Bogotá. Sabía inglés, francés, portugués e italianio. Fue secretario privado de Guillermo Valencia por 14 años. Su obra más importante es el “El árbol que canta”. En su obra se destacan la ternura, la mujer y el amor.

MAESTROS DEL POSTMODERNISMO:
  Ø   Porfirio Barba Jacob (Santa Rosa de osos, Antioquia, 1883 – Cuidad de México, 1942). Su verdadero nombre era Miguel Ángel Osorio. Se le considera el más soberbio, fascinante profundo y desgarrado poeta colombiano. Dio a conocer su obra de forma dispersa siempre utilizando diferente seudónimos. Por su estilo se le considera un “poeta maldito”.
Obras: Rosas malditas; Canciones y elegías; La canción de la vida profunda; El corazón iluminado.

  Ø   Luis Carlos López (Cartagena, 1879 – 1950). Es el maestro de la caricatura poética. Se le recuerda en el monumento a sus zapatos viejos. Ocupo cargos diplomáticos en Alemania y E.U., se le considera el poeta más importante del siglo XX.
Obras: De mi Villorio; Posturas Difíciles; Por el Atajo; Versos.

6 comentarios: